CERVEZAS

La cerveza es, y siempre ha sido, una bebida popular, cuya existencia es tan antigua como lo es el inicio de la civilización. El asentamiento de los pueblos y el consiguiente arranque de la agricultura -con el cultivo de cereales como trigo y cebada- pusieron las bases para lo que acabaría siendo una bebida que perfeccionarían siglos más tarde los clérigos en monasterios de Centroeuropa principalmente. LEER

CERVEZA INTENSA

Un mayor nivel de alcohol y extracto hacen que esta cerveza sea más intensa, amarga y con un color más oscuro. La intensidad de su cuerpo está bien equilibrada con el amargo, por lo que se percibe como ligera.

CERVEZA INTENSA Y AFRUTADA

Se trata de cervezas con cuerpo, que presentan un grado alcohólico más elevado que otras variedades. Aromáticas y afrutadas, son cervezas llenas de matices.

CERVEZA INTENSA Y AMARGA

Son cervezas con altos contenidos alcohólicos y con una gran presencia tanto de maltas como de lúpulos, rindiendo una sensación de madurez y profundidad en boca. En el color también se refleja esta mayor presencia de maltas y cereales.

CERVEZA SUAVE

El carácter suave se lo confiere el bajo contenido en alcohol y un extracto original que se reflejan en el color suave, así como la baja intensidad en amargo. La presencia de otros cereales ayuda a dar una sensación refrescante.

CERVEZA SUAVE Y AMARGA

Tiene un nivel de alcohol y un cuerpo algo más elevado que la cerveza suave, por lo que su color es más intenso. Se diferencia esencialmente por sus valores superiores de amargor.

CERVEZA TOSTADA Y CARAMELIZADA

Pueden ser cervezas con un amplio abanico de contenido alcohólico, extracto y amargor, pero todas tienen en común la presencia en su composición de maltas tostadas y caramelizadas durante la fase de tostación en el proceso de malteado.